Arte Románico

El arte románico es una estilo artístico predominante en Europa Occidental que abarca diferentes campos como la arquitectura, la pintura y las esculturas.

Este estilo artístico con un fuerte enfoque Católico, nació en la región de Borgoña en Francia, a finales del Siglo X y estuvo vigente durante los siglos XI-XII d.c., durante la alta Edad Media.

cristo en majestad, ejemplos y características de la pintura románica
cristo en majestad

¿Qué es el Arte Románico?

El Arte Románico es el primer estilo artístico claramente cristiano y europeo, que surgió de la fusión de diferentes influencias culturales, como la romana, la bizantina, la germánica y la árabe. Su nombre se debe a que se basó en el uso del arco de medio punto y la bóveda de cañón, elementos típicos del arte romano. Se manifestó principalmente en la arquitectura religiosa, especialmente en iglesias y monasterios, pero también en la escultura, la pintura y el mosaico.

Breve Historia del Románico

Para entender el Románico, hay que conocer un poco en que situación política y social se encontraban en aquella época.

Surge a raíz de un conjunto de situaciones políticas, sociales y económicas del siglo X, como el cambio social al Feudalismo, la consolidación y difusión del Cristianismo en territorio europeo, la reconquista de la península Ibérica y el importante crecimiento de la población y de la economía europea entre muchos otros sucesos…

Todo esto permitió que se retomaran viejas rutas comerciales que habían desaparecido y favoreció el peregrinaje de los monjes entre diferentes monasterios y abadías europeas.

Dentro del Románico se pueden distinguir tres pilares fundamentales, los cuáles son:

El movimiento Románico nace con la fundación de la abadía de Cluny en la región de Borgoña en Francia en el año 911 D.C.

Durante los siguientes años la fundación de monasterios Cluniacenses se multiplicó por Europa ayudando a difundir un estilo arquitectónico único, el Románico.

Abadía de Cluny en la actualidad. Arte Románico. Ejemplo de arquitectura románica.
La Abadía de Cluny en la Actualidad

El fue dominado prácticamente por la Iglesia, ya que controlaba casi en su totalidad los monasterios, catedrales, iglesias y rutas de peregrinación.

El Arte Románico en Europa

El movimiento románico tuvo su cuna fundamentalmente en la Europa católica del sigo X. Las rutas de peregrinación tuvieron un papel fundamental dentro de este movimiento artístico, ya que el constante movimiento de peregrinos entre monasterios europeos consolidó las bases de este arte.

¿Cómo se expandió?

El arte románico se expandió gradualmente a través del flujo constante de peregrinos entre las principales rutas de peregrinación establecidas en Europa. Algunas de estas rutas, eran viejas rutas de peregrinación llamadas las vías Romeas, entre estas vías se podían destacar las vías de:

  • Sigerico el serio
  • Nicolás de Munkaþverá
  • Felipe Augusto
  • Alberto de Stade
  • Mateo de París
  • Barthelemy Bonis

A parte de estas rutas, también existían rutas tanto famosas como importantes como la vía Francígena y el Camino de Santiago.

Características del Arte Románico

El arte románico es el conjunto de diversas artes como la arquitectura, la escultura y la pintura, las cuales tenían sus propias características, además, en cada país Europeo, fruto de las diferentes tradiciones, adoptó una serie de diferencias o características propias dentro de cada país, así pues, el arte románico en España podía ser ligeramente diferente al arte románico en Italia. Alguna de las principales características del arte románico fueron:

  • La principal característica, es que es un estilo fundamentalmente católico.
  • Se usa para transmitir mensajes religiosos
  • Las obras, a menudo eran anónimas
  • Los principales edificios eran religiosos (iglesias, catedrales y monasterios)
  • Las obras pictóricas suelen carecer de profundidad.
  • A rasgos generales, en muchas ocasiones, era un arte austero

Curiosidades del Arte Románico

El románico fue un movimiento artístico que se desarrolló en Europa entre los siglos XI y XIII. Se considera el primer estilo internacional, ya que se extendió por todo el continente gracias a las órdenes religiosas, las peregrinaciones y la influencia de la Iglesia. Fue sobre todo un arte religioso, que reflejaba los valores de la sociedad feudal y cristiana de la época. A continuación, te presentamos algunas curiosidades sobre este fascinante estilo artístico.

Románico - Creación del hombre, de la mujer y el pecado original. Catedral de Módena
Creación del hombre, de la mujer y el pecado original. Catedral de Módena

Este movimiento está lleno de curiosidades y detalles que revelan aspectos de la cultura y la mentalidad de la época. Por ejemplo:

  • Surgió en un contexto de inquietud por el fin del mundo, que se creía que llegaría en el año 1000. Por eso, muchas obras reflejan el temor al Apocalipsis y la esperanza en la salvación.
  • Se difundió por toda Europa gracias a las peregrinaciones, especialmente a Santiago de Compostela. Los peregrinos seguían el Camino de Santiago, que estaba jalonado de iglesias y monasterios románicos. Además, los peregrinos llevaban consigo objetos artísticos, como relicarios, cruces o códices, que servían de modelo e inspiración para los artistas locales.
  • Fue un arte muy diverso y variado, que se adaptó a las características geográficas, históricas y culturales de cada región. Así, podemos encontrar diferencias entre el románico lombardo, el borgoñón, el normando, el catalán o el castellano-leonés, entre otros.
  • Está lleno de símbolos y mensajes ocultos, que solo podían ser interpretados por los iniciados o los conocedores de la Biblia. Por ejemplo, los números tenían un valor simbólico: el 3 representaba a la Trinidad, el 4 a los evangelistas, el 7 a los días de la creación o a los pecados capitales, el 12 a los apóstoles o a las tribus de Israel, etc.
  • También muestra rasgos de humor e ironía, que se manifiestan en algunas representaciones grotescas o irreverentes. Por ejemplo, en algunos capiteles se pueden ver escenas eróticas, escatológicas o satíricas, que servían para criticar los vicios o las costumbres de la sociedad.

¿Qué influencias tuvo el arte románico?

El arte románico no surgió de la nada, sino que se nutrió de las aportaciones de otras culturas y estilos artísticos. Entre las principales influencias podemos destacar:

El arte romano: el arte románico tomó del arte romano elementos como el arco de medio punto, la bóveda de cañón, el uso de la piedra y el ladrillo, o la decoración con mosaicos y estucos.

El arte carolingio: el arte carolingio fue el arte impulsado por Carlomagno y sus sucesores en el siglo IX. El arte carolingio recuperó el legado clásico y lo combinó con elementos germánicos y bizantinos. El arte carolingio influyó en este movimiento en aspectos como la planta basilical, el uso del ábside, o la decoración con miniaturas y marfiles.

El arte islámico: el arte islámico fue el arte desarrollado por los musulmanes en los territorios que conquistaron desde el siglo VII. El arte islámico influyó en aspectos como el uso de la arquería ciega, el empleo de motivos geométricos y vegetales, o la introducción de elementos como el arco de herradura o la cúpula gallonada.

El arte bizantino: el arte bizantino fue el arte desarrollado por el Imperio bizantino desde el siglo V hasta el XV. El arte bizantino influyó en el arte románico en aspectos como el uso de la planta centralizada, el empleo de la cúpula sobre pechinas, o la decoración con iconos y frescos.

¿Qué papel tuvieron las órdenes religiosas en el arte románico?

Las órdenes religiosas fueron las principales impulsoras del arte románico, ya que construyeron numerosos monasterios e iglesias por toda Europa. Entre las órdenes religiosas más importantes para el desarrollo del arte románico podemos mencionar:

La orden benedictina: la orden benedictina fue fundada por san Benito de Nursia en el siglo VI. Los benedictinos seguían la regla de san Benito, que se basaba en la oración y el trabajo. Los benedictinos fueron los primeros en construir monasterios e iglesias románicas, siguiendo un modelo arquitectónico propio. Además, los benedictinos fueron los principales difusores de la cultura y las artes, ya que copiaron y conservaron numerosos manuscritos.

La orden cluniacense: la orden cluniacense fue una reforma de la orden benedictina iniciada por Guillermo de Aquitania en el siglo X. Los cluniacenses buscaban una mayor austeridad y rigor en la vida monástica, así como una mayor independencia frente al poder secular. Los cluniacenses construyeron grandes monasterios e iglesias románicas, con una rica decoración escultórica y pictórica. Además, los cluniacenses impulsaron las peregrinaciones y establecieron una red de monasterios por toda Europa.

La orden cisterciense: la orden cisterciense fue otra reforma de la orden benedictina iniciada por Roberto de Molesmes en el siglo XI. Los cistercienses pretendían volver a la pureza original de la regla de san Benito, renunciando a los lujos y las riquezas. Los cistercienses construyeron monasterios e iglesias románicas, con una arquitectura sobria y austera, sin apenas decoración. Además, los cistercienses introdujeron innovaciones técnicas y agrícolas, como el uso de la bóveda de crucería o el sistema de riego.

¿Qué relación tuvo el arte románico con las peregrinaciones?

Las peregrinaciones fueron uno de los fenómenos más importantes de la Edad Media, ya que movilizaron a miles de personas por toda Europa en busca de lugares sagrados. Las peregrinaciones tuvieron una gran relación con el arte románico, ya que:

  • Favorecieron la difusión del arte románico por todo el continente, al crear una demanda de edificios religiosos para acoger y atender a los peregrinos.
  • Estimularon el intercambio cultural y artístico entre las distintas regiones, al propiciar el contacto entre artistas, artesanos y peregrinos de diferentes procedencias.
  • Generaron un repertorio iconográfico específico, al representar escenas relacionadas con las peregrinaciones, como la vida de Santiago Apóstol, el martirio de los santos o los milagros de las reliquias.
  • Crearon un modelo arquitectónico propio, al adaptar las iglesias y los monasterios a las necesidades de los peregrinos, incorporando elementos como la girola, el deambulatorio, las capillas radiales o los hospitales.

¿Qué simbolismo tenía el arte románico?

El arte románico fue un arte cargado de simbolismo, ya que buscaba transmitir mensajes religiosos y morales a través de sus formas y colores. Este movimiento utilizaba un lenguaje simbólico que solo podía ser entendido por los iniciados o los conocedores de la Biblia. Algunos ejemplos de simbolismo en el arte románico son:

El número: el arte románico empleaba los números con un valor simbólico, basado en la numerología cristiana. Así, el número 3 representaba a la Trinidad, el 4 a los evangelistas, el 7 a los días de la creación o a los pecados capitales, el 12 a los apóstoles o a las tribus de Israel, etc.

El color: Este movimiento usaba los colores con un significado simbólico, basado en la simbología cromática. Así, el blanco representaba la pureza, el rojo la pasión o el martirio, el azul la divinidad o el cielo, el verde la esperanza o la naturaleza, etc.

El animal: el arte románico representaba animales con un sentido simbólico, basado en la bestiaria medieval. Así, el león simbolizaba la fuerza o la resurrección, el águila la visión o el espíritu santo, el cordero la inocencia o Cristo, el dragón el mal o el diablo, etc.

El monstruo: Este movimiento mostraba monstruos con un valor simbólico, basado en la iconografía apocalíptica. Así, los monstruos servían para expresar el temor al fin del mundo o para criticar los vicios y las costumbres de la sociedad.

Estas son solo algunas curiosidades del arte románico, un estilo artístico que nos habla de una época fascinante y compleja de la historia europea.

¿Qué factores favorecieron el desarrollo del Arte Románico?

Se desarrolló en un contexto histórico de renovación espiritual, expansión económica y social, y consolidación política de Europa. Algunos de los factores que favorecieron su difusión fueron:
La reforma de la Iglesia impulsada por las órdenes monásticas de Cluny y Císter, que buscaban una mayor pureza y uniformidad litúrgica.
Las peregrinaciones a los santuarios que albergaban reliquias sagradas, como Santiago de Compostela, Roma o Jerusalén, que generaron un intercambio cultural y artístico entre las distintas regiones.
Las cruzadas, que fueron expediciones militares para recuperar los lugares santos del dominio musulmán, y que estimularon el contacto con el arte bizantino y oriental.
El feudalismo, que fue el sistema político y social basado en la relación entre señores y vasallos, y que propició el mecenazgo de la nobleza y el clero para construir edificios religiosos.

¿Durante qué época se desarrolló este movimiento?

El Arte Románico se desarrolló durante la Edad Media, una época de transformación social, cultural y religiosa de Europa. Coincidió con la expansión del feudalismo, la renovación de la Iglesia impulsada por las órdenes religiosas de Cluny y Císter, las cruzadas y las peregrinaciones hacia los santuarios que poseían reliquias sagradas.

¿Qué artistas destacaron en el Arte Románico?

El Arte Románico fue sobre todo un arte anónimo, ya que los artistas no firmaban sus obras ni tenían relevancia social. Se consideraban artesanos al servicio de Dios y de la Iglesia. Sin embargo, algunos nombres han llegado hasta nosotros gracias a las fuentes documentales o a las inscripciones en las obras. Entre los artistas que destacaron en el Arte Románico se encuentran:
En arquitectura: Guillermo de Volpiano, Lanfranco o Hugo d’Oignies, que fueron maestros constructores de importantes abadías románicas.
En escultura: Gislebertus o Wiligelmo, que realizaron relieves para las portadas de las catedrales de Autun o Módena.
En pintura: Maestro de Tahull o Maestro de San Clemente de Tahull, que pintaron frescos para las iglesias del románico catalán.

¿Por qué se llama Románico?

El término “románico” se empezó a usar en el siglo XIX para designar al arte que precedió al gótico y que tenía una cierta influencia del arte romano. Sin embargo, el arte románico no fue una simple imitación del arte antiguo, sino que incorporó elementos de otras culturas, como la carolingia, la islámica o la bizantina. Además, creó un lenguaje propio y coherente, basado en el simbolismo y el realismo.

Relacionado con el Arte Románico