Bald Eagle de Lee Krasner

Expresionismo Abstracto. Óleo, papel y tela sobre lienzo. 196 x 131 cms. Collection Audrey Irmas, Los Ángeles.

Bald Eagle de Lee Krasner

Tras la serie «Little Images», de finales de los años cuarenta, los «collages» de 1953 a 1955 constituyen el segundo grupo extenso de obras de la producción artística de Lee Krasner.

Es evidente que la ruptura de Krasner con el método de trabajar de las «Little Images » no se explica únicamente por las diversas reacciones críticas a la serie, las cuales, en cualquier caso, ofrecen un expresivo panorama de la manera con que el público percibía la relación entre la obra de Krasner y la de Pollock. 

Ambos participaron en 1949 en la exposición colectiva «Artistas: marido y mujer» de la Galería Sidney Janis,  en la que Krasner presentó  una de sus «Little Images «.

Escribía Gretchen T. Munson en una reseña de octubre de  1949 publicada en la revista ArtNews,  toda una autoridad para el expresionismo abstracto de la época: «En algunas de estas mujeres existe la tendencia a ‘arreglar y ordenar’ el estilo del marido.

Lee Krasner,  esposa de Jackson Pollock,  utiliza los colores y los esmaltes de él y toma sus líneas libres y majestuosas en pequeños y pulcros cuadrados  y triángulos».

Así se identificaba artísticamente a Krasner, a través de una pluma femenina esta vez, con el estereotipo del ama de casa amante del orden, como también se atrevieron a hacer otros críticos.

Se desestimó la posibilidad de una interacción más compleja entre los modos de trabajar de Krasner y de Pollock  y sus respectivas peculiaridades en favor de la idea de una influencia unilateral del pintor sobre la obra de su mujer.

Krasner presentó su primera exposición individual en octubre de 1951 en la Galería Betty Parsons; no tuvo éxito de ventas. Al abandonar Pollock ese mismo año esa galería y pasarse a la de Sidney Janis,  más comercial, también Krasner tuvo que dejarla a petición de Parsons.

De los catorce cuadros en ella expuestos sobrepintó doce y utilizó algunos como soporte de nuevos trabajos, concretamente una serie de «collages». Tras su fracaso en la Galería Betty Parsons,  Krasner empezó realizando en 1953 diversos trabajos sobre papel en blanco y negro.

Descontenta con el resultado,  arrancó los dibujos de la pared, los rompió y lanzó los recortes al suelo. No volvió al estudio hasta unas semanas después, como recordaba en una entrevista de 1980: «Cuando abrí la puerta y entré, el suelo estaba cubierto con los dibujos rotos que había dejado; de pronto, los encontré interesantes y me puse a hacer ‘collages’ con ellos. Bien, comencé con dibujos.

Después cogí mis telas, las partí y empecé a hacer lo mismo; todo terminó en mi exposición  de ‘collages’ de 1955″. La muestra tuvo lugar en la prestigiosa Stable Gallery y tuvo críticas favorables; era una época en que Pollock  ya no creaba obra nueva. 

En «Bald Eagle» («Águila calva»), Krasner no se limitó a utilizar sus propias telas; los elementos realizados con salpicaduras de pintura negra -entre ellos la parte central del cuadro, cuya forma recuerda  la cabeza de un águila- proceden evidentemente de un cuadro  desechado en el que ya había trabajado Pollock.

Entre los estímulos de los «collages» de Krasner  están los recortes de Henri Matisse,  que tanto admiraba , y ciertas obras de su amiga Anne Ryan.

En la aproximación de Krasner a los «collages» de gran formato destaca el hecho de que, como las «drip-paintings» de Pollock del año 1950, tienen su origen en cierto sentido en la percepción «horizontal», como si para ella la disposición de los dibujos rotos equivaliese a un «all-over » sobre el suelo del estudio.