Cubismo

¿Qué es el Cubismo?

El cubismo es un movimiento artístico de principios del siglo XX. Destacado por usar bases geométricas en las obras a la hora de expresar las conceptos, figuras, paisajes y demás elementos que pueden componer un cuadro. Se pueden encontrar a destacados artistas como Pablo Picasso y George Braque en la cúspide de este movimiento.

El término cubismo abarca la revolución en la pintura que fue instigada en 1914 por Picasso, Braque, Lêger y Gris. Comenzó con Les dmoiselless d’Avignon, un enorme lienzo de Picasso inspirado en el arte africano y la escultura ibérica, que el artista pintó en dos fases durante la primera mitad de 1907. El término cubismo, sin embargo, no apareció hasta el siguiente año y fue acuñado por el crítico Louis Vauxcelles al reseñar para la revista Gil Blas una exposición de Braque en la galería Kahnweiler. El desarrollo del cubismo se divide generalmente en tres fases: el período Cêzanne (1907-1909), el período analítico (1910-1912) y el período sintético (1913-1914).

Características del Cubismo

Entre las principales características del cubismo podemos destacar:

  • Los artistas cubistas representan las formas por medios geométricos
  • Los temas destacados fueron: paisajes, retratos y naturaleza muerta
  • En los cuadros cubistas desparece la perspectiva tradicional
  • Se suprimen los detalles en la mayoría de las ocasiones
  • Se eliminan los colores típicos del impresionismo y del fauvismo, y utiliza como tonos pictóricos apagados los marrones, grises y verdes.
  • No hay una sensación de profundidad en las obras cubistas
  • Se suprime el punto de vista único

Orígenes del Arte Cubista

Pablo Picasso (1881-1973) y Georges Braque (1882-1963), un español y un francés, retomaron a comienzos del siglo XX la lección plástica de Cézanne y pusieron en marcha la revolución conocida con el nombre de cubismo (según Vauxcelles, al declarar en 1908 que Braque reducía todo a “esquemas geométricos, a cubos”)

A partir del Salón de otoño de 1905, Picasso trabajó en una fructífera emulación junto a Derain y Matisse, asimilando la herencia de Cézanne y el arte africano. Braque, después de haber pasado el verano de 1906 en L’Estaque, desvió su fauvismo hacia una liberación del motivo. Sus trayectorias, hasta entonces paralelas, se cruzaron en 1907, en el taller de Picasso, ante el cuadro “Las señoritas de Aviñón”. En esta fase de sus respectivas investigaciones, ambos artistas iniciaron un diálogo constructivo y modificaron radicalmente el vocabulario plástico. Sus lienzos se limitaban a un pequeño número de temas (retratos, naturalezas muertas, paisajes) que caracterizaban la concentración de la mirada cubista.

Pintura Cubista - Dancer in the cafe - Metzinger

Un universo reducido al entorno familiar de los artistas, a la vida cotidiana en los cafés y a los músicos. La naturaleza, los objetos y las figuras se trataban en una gama cromática limitada (verde, ocre, azul y gris) con una simplificación y una geometrización cada vez más extremas: el paso entre las diferentes formas creaba el volumen y el espacio, y la utilización de una pincelada amplia y controlada contribuía a la unificación de los objetos y la estructuración de la tela. A partir de los descubrimientos personales que compartieron, Braque y Picasso llevaron la pintura más allá de la representación de las apariencias, en busca de la verdad de los objetos.

Cézanne y su influencia en el arte Cubista

La pintura de Cêzanne, el cual falleció en 1906, causó una fuerte impresión en los artistas jóvenes. El gran pintor ejerció una influencia considerable en el cubismo. Desanimado al principio por Les demoiselles d’Avignon, que vio en el estudio de Picasso, Braque pronto pintó un desnudo que pretendía competir con él y en el verano de 1908 hizo Casas en l’Estaque en las que se interpretan árboles y casas geométricamente como una referencia a Cêzanne. Picasso trabajó con el mismo espíritu. Durante ese primer período, la perspectiva se torció y se eliminó el horizonte y fue la articulación de volúmenes entre ellos lo que proporcionó la profundidad del espacio.

El cubismo a partir de 1910

A partir de 1910, los paisajes perdieron todo menos el lugar más limitado en las obras de Picasso y Braque. Encerrados en sus estudios, hicieron innumerables bodegones y algunas figuras y retratos. La imagen de lo visible estalla; caras y objetos -guitarras. vasos, violines y cántaros- están fragmentados en una miríada de facetas. Se volvió casi imposible distinguir entre los lienzos de los dos artistas, tanto se basaban en una investigación conjunta. Los tonos se reducen deliberadamente a la gama de ocres y grises.

Después del período analítico, que condujo a la explosión de la imagen de lo visible, llegó el período sintético. Esto comenzó con la introducción progresiva en las pinturas de letras estarcidas, madera falsa realizada con la técnica utilizada por los pintores de edificios y papel encolado. Estos elementos trajeron al lienzo trozos y trozos de realidad en bruto, como recortes de periódico e incluso, en la obra de Juan Gris, trozos de espejo. Lêger, a su vez, que nunca fue Analítico en el sentido estricto del término, jugó con piezas entrelazadas y contrastes de formas al tiempo que introducía los tres colores primarios -rojo, amarillo y azul- al cubismo.

Diferentes tipos de Cubismo

En París, las experimentaciones sobre el espacio pictórico desarrolladas por Picasso y Braque crearon émulos, que no tardaron en incorporar sus enfoques personales a los principios del cubismo.

En la Sala 41 del Salón de los Independientes de 1911, numerosos artistas, entre los que se contaban Albert Gleizes, Fernand Leger y Robert Delaunay, expusieron sus telas cubistas sin Braque ni Picasso, que prefirieron exponer en la galería de Kahnweiler, aun poco conocido en esa época. El público, sin embargo, reaccionó con vigor: el choque fue violento y las reacciones hostiles frente a esta expresión masiva y agresiva de la modernidad.  En efecto, el cubismo se convirtió rápidamente en un paso obligado para los artistas que deseaban renovar su modo de expresión, apartados de la perspectiva clásica y del culto a lo acabado y a la belleza.

El cubismo fue codificado por primera vez en 1912 en el libro About Cubism (Du cubism), de Gleizes y Metzinger, ninguno de los cuales se encontraba entre los fundadores del movimiento. En ese momento, todo el mundo practicaba una forma sintetizada y bastarda de cubismo. Esto fue, al estallar la Primera Guerra Mundial, tanto el triunfo como la traición de la obra de Braque y Picasso, cuyas dos versiones de Tres musulmanes de 1921 pueden considerarse como la conclusión de su período cubista.

También en esta época, en 1912, se estaba creando la Sección d’Or (Secciones Doradas) en torno a los hermanos Duchamp, Jacques Villon, Raymond Duchamp-Villon y Marcel Duchamp; este grupo estaba preocupado sobre todo por los aspectos matemáticos de la creación artística. Delunay, por su parte, que también se inició como cubista, terminó haciendo pinturas no objetivas durante este período.

Obras cubistas - Metzinger

El movimiento Cubista se ramifica

El cubismo se ramificó entonces en una sucesión de inflexiones y en una multitud de lecturas parciales. Algunos, como Delaunay, Metzinger, Gleizes y Lhote, retuvieron la eficacia en la simplificación, la geometrización y la fragmentación, orientándose así hacia una modernización del realismo, apropiada para transcribir el mundo contemporáneo.

Otros llevaron la redefinición de la relación entre pintura y realidad hasta la ruptura con el modelo exterior: creación de un espacio y de formas autónomas que no tenían otra justificación que las plásticas, en el caso de Juan Gris y de Leger. Esta última orientación desembocó luego en las experimentaciones de Piet Mondrian, Delaunay e incluso Francis Picabia. Así, el cubismo oscilaba entre la abstracción y la renovación de los medios del realismo (temas modernos, fascinación por la máquina)

El Cubismo a nivel Internacional

La difusión internacional del cubismo estuvo ligada a las infinitas posibilidades de reinterpretación y de transformación que este permitía. A partir de la década de 1910, gracias a las estancias en París de artistas extranjeros y a las exposiciones fuera de Francia, se difundieron en todo el mundo los principales componentes del vocabulario cubista. Este lenguaje, adaptado a los contextos específicos e integrado por los artistas en sus búsquedas personales, favoreció la aparición de expresiones nacionales de vanguardia, y ofició de catalizador entre los distintos movimientos contestatarios del academicismo, el provincialismo y el gusto oficial.

Arte Cubista - Delaunay

En Nueva York, en 1936, la exposición “Cubism and abstract art” confirmó el vínculo de filiación entre las investigaciones desarrolladas por la abstracción geométrica y el cubismo. La más destacada aportación del movimiento radicó en dejar atrás la representación, lo que fue llevado hasta sus últimas consecuencias por el constructivismo de Tatlin en reacción a los relieves de Picasso, por el suprematismo de Kasimir Malevich con sus formas autónomas y absolutas, y, finalmente, por el neoplasticismo de Mondrian y su búsqueda de lo universal en la simplificación extrema.

Fases del Cubismo

A la fase de asimilación del arte de Cézanne le siguió un periodo de análisis de los componentes de lo real, detallados en facetas geométricas, y de multiplicación de los puntos de vista. La paleta entonces se uniformó y redujo (del marrón al gris), y redes de líneas negras estructuraron la tela. El motivo se tornó cada vez menos legible, a pesar de algunos signos remanentes (bigote, cuerdas…). En oposición a esta tendencia a la abstracción, Braque y Picasso reintrodujeron fragmentos del mundo real, letras estampadas, imitación de madera, arena, pedazos de papel, color. Los papeles pegados y los ensamblajes ejecutados desde 1912 a partir de esta nueva evolución eran de formas amplias, planas y unidas, de contornos nítidos. En 1914, la partida de Braque a la guerra puso fin a la colaboración con Picasso.

Pintores Cubistas

  • Pablo Picasso
  • George Braque
  • Jean Metzinger
  • María Blanchard
  • Juan Gris
  • Robert Delaunay

Algunas Obras Cubistas

Contenido Relacionado

Deja una respuesta