Jan Van Eyck

Jan van Eyck (Maaseyck, 1390 – Brujas, 1441) fue uno de los grandes renovadores de la pintura del siglo XV. Aportó un modo de entender y representar la realidad sustancialmente distinto al de los artistas del Renacimiento italiano, un modo basado en el dominio pleno -no la invención como algunos le atribuyeron- de la técnica de la pintura al óleo,  que lo llevó a realizar obras de una increíble transparencia y luminosidad, verdaderos espejos del mundo que lo rodeaba, y a dotar lo inmaterial de una cercana terrenidad.

Biografía de Van Eyck

Su formación,  más amplia que la puramente pictórica, su interés por la arquitectura, la orfebrería y la escultura, su conocimiento del latín y del griego, su curiosidad intelectual por la anatomía,  la geología y la botánica,  le permitieron, además,  desenvolverse con soltura en el complicado mundo de los entresijos diplomáticos de la corte de Borgoña, una de las más ricas de la Europa de la época. Reconocido por sus contemporáneos de la corte de Borgoña, la admiración que despertaban las obras de Jan van Eyck  pronto fue compartida fuera del ámbito borgoñón.

En el mediodía de Europa, el rey aragonés Alfonso el Magnánimo  fue un rendido admirador del pintor, llegando a disfrutar de varias obras de su mano. También se sabe que los Medicis poseían una tabla con un San Jerónimo  en su estudio y que en Urbino, Federico de Montefeltro gozaba de la contemplación  de un cuadro de desnudos: Baño de mujeres. Desafortunadamente, sólo se ha conservado el San Jerónimo. 

Arte Gótico Flamenco - Políptico de Gante - Jan Van Eyk
Políptico del Cordero Místico (Políptico de Gante) – Jan Van Eyk

Hay que tener en cuenta que, al menos en sus últimos años de vida, buena parte de la clientela de Jan van Eyck fue privada -mercaderes de origen italiano establecidos en Brujas- por lo que no debe extrañar que las primeras referencias escritas sobre su arte procedan del ámbito humanista. En ellas se hace hincapié,  antes que nada, en su dominio de la pintura al óleo,  técnica que permite otorgar a las imágenes un alto grado de naturalismo,  que si bien halagaba la vista de muchas gentes, para Miguel Ángel, indudablemente inclinado por el temple y el fresco, era tenida como presagio del fin de la propia pintura.

Principales obras de Jan Van Eyck

  • POLIPTICO DEL CORDERO MÍSTICO (1426-1432, iglesia de San Bavón, Gante)
  • LOS ESPOSOS ARNOLFINI (1434, pintura sobre tabla, National Gallery de Londres)
  • LA VIRGEN DEL CANCILLER ROLIN (1435, pintura sobre tabla, Museo del Louvre)
  • RETRATO DEL CARDENAL NICOLA ALBERGATI  (1435, pintura sobre tabla, Kunthistorisches de Viena)
  • EL HOMBRE DEL TURBANTE ROJO (autorretrato, 1433, pintura sobre tabla, National Gallery de Londres)
  • LA VIRGEN DEL CANONIGO VAN DER PAELE (1436, pintura sobre tabla, Groeningenmuseum, Brujas)

Deja una respuesta