Masaccio (1401 – 1428)

Masaccio tuvo una vida breve, y aun así siete años de intensa creación le bastaron para modificar el curso de la historia de la pintura y pasar a ser uno de los mejores pintores renacentistas.

Su estilo, monumental y natural, se opuso al carácter tierno y refinado del de sus predecesores. Encontró una fuente de inspiración en sus amigos arquitectos y escultores.

Obras renacentistas - la trinidad - Masaccio
La trinidad – Masaccio

Biografía de Masaccio

Nacido el 21 de diciembre de 1401 en Castello San Giovanni (en la actualidad, San Giovanni Valdarno), que era un pequeño pueblo bajo el dominio florentino, Tommaso di Giovanni Cassai, llamado Masaccio, se inscribió en 1422 entre los artistas de Florencia (a donde debió de llegar hacia 1417), y murió en Roma poco después de haberse trasladado allí por razones de trabajo en 1428.

En tan corta vida, sin embargo, consiguió desarrollar plenamente en la pintura el nuevo método renacentista de sus grandes maestros y amigos, Brunelleschi y Donatello; la conciencia de su excepcional genialidad pronto fue reconocida entre sus contemporáneos.

El legado de Masaccio

Fue uno de los poquísimos a los que Alberti citó en su «Della pittura (1436)» entre los nuevos maestros de entonces equiparables a los antiguos.

Sus frescos de la Capilla Brancacci se convirtieron durante un siglo en una escuela fundamental para las nuevas generaciones de pintores, desde Filippo Lippi, Fra Angelico, Miguel Ángel y Rafael, hasta los primeros manieristas, Pontorno y Rosso.

La experiencia de Masaccio culmina en Roma, donde tal vez lo llamara el cardenal Rinaldo Brancacci , arcipreste de la basílica de Santa Maria Maggiore hasta 1427, y en donde Masaccio apenas tuvo tiempo de iniciar el lateral de un tríptico para una capilla de aquella iglesia, bajo patronato de los Colonna, completado luego por Masolino.

Obras de Masaccio - El tributo
El tributo – Masaccio

Para completar con un trazo la personalidad concreta de Masaccio cabe constatar que los resultados de las investigaciones actuales no concuerdan  demasiado con la figura descuidada, absorta totalmente en el arte, y desconocida en vida, que presentó Vasari.

Masaccio era hijo de un notario, la familia contaba con medios económicos, y al llegar a Florencia encontró trabajo ya en 1418, presumiblemente en el taller de Bicci di Lorenzo.

No solo fue protegido, sino instruido y asistido por dos personalidades tan eximias como Brunelleschi y Donatello

Adoptó de Brunelleschi y Alberti las leyes de la perspectiva, y de Donatello el sentido del volumen y gusto por los modelos antiguos.

En unos pocos años, estos hombres cambiaron completamente las leyes del espacio y de la representación humana.

Esta revolución quedó plasmada en el fresco titulado “La trinidad”, que Masaccio pintó para Santa María Novella, en Florencia.

Curiosidades de Masaccio

Masaccio fue un pintor italiano que vivió entre 1401 y 1428. Es considerado el primer gran pintor del Renacimiento, creador de obras de gran realismo, perspectiva y expresividad. Su obra abarca desde el retrato y la pintura religiosa hasta la alegoría y la historia. Sus temas incluyen la fe, la naturaleza, la música y la política. A continuación, te presentamos algunas curiosidades sobre su vida y su obra, organizadas por subtítulos:

Su nacimiento incierto y su nombre

Masaccio nació en San Giovanni Valdarno, una pequeña ciudad de la Toscana, Italia. Sin embargo, se desconoce con exactitud cuándo nació, ya que hay varias fuentes contradictorias. Según su partida de defunción, tenía 27 años cuando murió en 1428, lo que situaría su nacimiento en 1401. Según una carta que escribió a Lorenzo de Médici en 1474, tenía 58 años, lo que lo retrasaría a 1416. Según sus biógrafos contemporáneos, Giorgio Vasari y Angelo Poliziano, nació entre 1415 y 1420.

Se llamaba realmente Tommaso di ser Giovanni di Mone Cassai, que significa Tomás, hijo de Giovanni de Mone Cassai. Su apellido Cassai se debe a que era el nombre de la actividad a que se dedicaba la familia paterna de Masaccio: eran ebanistas (en italiano, cassai). Su nombre artístico Masaccio significa “torpe Tomás” en italiano, y era probablemente una referencia a la apariencia personal del artista así como una forma de distinguirlo de otro pintor llamado Tommaso, conocido como Masolino.

Su estilo artístico y sus influencias

Masaccio fue un maestro del arte renacentista, que se caracteriza por su búsqueda de la perfección, la armonía y el equilibrio. Sin embargo, también se distinguió por su realismo, su perspectiva y su expresividad. Creó obras que reflejaban su personalidad innovadora y emotiva, así como su interés por la naturaleza y el hombre.

Fue influenciado por diversas fuentes culturales, como el arte gótico tardío, el arte italiano de Giotto y Brunelleschi, el arte flamenco de Jan van Eyck y Rogier van der Weyden, la literatura clásica y humanista, la música y la filosofía.

Su obra pictórica y sus obras maestras

Fue un maestro de la pintura, que se distinguió por su dominio del color, la luz y la perspectiva. Pintó tanto al temple sobre tabla como al fresco sobre pared o bóveda, y realizó numerosos dibujos preparatorios. Sus obras son una mezcla de realidad e idealización, de naturalismo y simbolismo, de espiritualidad e historia.

Pintó algunas de las obras más famosas e influyentes del arte occidental, como El tríptico de San Juvenal (1422), La Virgen con el Niño y Santa Ana (1424), El ciclo de frescos sobre la vida de San Pedro (1424-1428) o La Trinidad (1425-1428). También realizó obras más pequeñas e íntimas, como El retrato del joven cardenal (1426) o El retrato del notario Ser Giuliano degli Scarsi (1428).

Su obra matemática y sus obras maestras

Fue un maestro de la matemática, que se distinguió por su capacidad para aplicar la geometría y la perspectiva a la pintura. Estudió tanto las proporciones del cuerpo humano como las propiedades de las figuras geométricas, y realizó numerosos tratados sobre estos temas. Sus obras son una muestra de rigor científico y belleza artística.

Escribió algunas de las obras más famosas e influyentes del pensamiento matemático renacentista, como De prospectiva pingendi (Sobre la perspectiva en la pintura, 1425), De quinque corporibus regularibus (Sobre los cinco cuerpos regulares, 1427) o De divina proportione (Sobre la divina proporción, 1428). También realizó obras más pequeñas e íntimas, como El libro de la abaco (1426) o El libro de las líneas (1428).

Su personalidad y su muerte

Fue un hombre genial y polifacético, que se interesó por diversos campos del saber como la geografía, la historia o la teología. Escribió algunas cartas y poemas, que reflejaban sus opiniones y sus inquietudes. Fue también un hombre ambicioso y exitoso, que se ganó el favor de los poderosos y el reconocimiento de sus colegas.

Murió el 9 de diciembre de 1428, a los 27, 12 o 8 años, en su casa de Roma. Se cree que padeció una enfermedad infecciosa causada por una epidemia. Fue enterrado en la iglesia de Santa María Mayor, donde se encuentra una placa en su honor. Su obra fue admirada por artistas posteriores como Alberti, Leonardo o Miguel Ángel.

Algunas Fechas Importantes

  • 1401 – Nace en San Giovanni Valdarno
  • 1422 – Inscripción en la corporación de pintores, médicos y boticarios de Florencia
  • 1424-1427 – Frescos de la «Vida de San Pedro» para la capilla Brancacci de Santa Maria del Carmine en Florencia, junto con Masolino
  • 1426 – Políptico del Carmine, de Pisa
  • 1426-1427 – Fresco de «La Trinidad» de Santa Maria NOvella en Florencia
  • 1428 – Estancia en Roma con Masolino. Frescos, actualmente desaparecidos, para el cardenal Castiglione. Muere en Roma