Michelangelo Buonarroti (1475 – 1564)

Michelangelo Buonarroti «Miguel Ángel»(1475-1564) se impuso durante su vida como el mayor pintor, arquitecto y escultor del renacimiento italiano, durante la etapa del Cinquecento.

Miguel Ángel

El virtuosismo técnico de sus obras, cuyas formas marcan el preludio del manierismo, y la fascinación que ejerció su personalidad (artista genial, pero solitario y colérico, honrado por los más grandes, pero que vivía humildemente) contribuyeron a forjar su leyenda aun antes de su muerte. Aunque Da Vinci y Rafael fueron sus contemporáneos y, en ocasiones, sus rivales, solo él recibió de su amigo Vasari el calificativo de “divino”.

Vida y Obra de Michelangelo

Nació en el seno de una familia de prósperos mercaderes florentinos e ingresó a los 13 años en el taller de Domenico Ghirlandaio, donde manifestó precozmente su talento para el dibujo.

Se ha dicho que Lorenzo de Médicis se fijó en él y lo llamó para formar parte del círculo de eruditos de su corte. Gracias a su protección pudo estudiar los modelos de la estatuaria antigua y también anatomía.

Este periodo fecundo se clausuró con el advenimiento al poder de los partidarios de Savonarola. A los diecinueve años, Miguel abandonó Florencia y se trasladó a Roma. Allí, en 1498, recibió el encargo de realizar «La pietá«, que fue su consagración.

Admirado y reconocido, Miguel Ángel comenzó una serie de obras mayores. De regreso a Florencia en 1501, realizó la escultura de «David», emblema del vigor y de la integridad del gobierno florentino.

En 1506, el papa Julio II le encargó los frescos del techo de la Capilla Sixtina. Estos concluyeron después de una intensa labor que duró cuatro años, en la que impuso su proyecto con algunas dificultades.

La escultura y la expresión suprema del arte

Sin embargo, para Miguel Ángel la escultura, y no la pintura, constituía la expresión suprema del arte, ya que solo ella podía dar a las formas intuidas su total plenitud. Miguel Ángel nunca intentó complacer a nadie.

A todos los que le encargaban obras, incluidos los siete papas para los cuales trabajó, intentaba siempre imponerles sus principios. Buscaba que sus conjuntos escultóricos fueran monumentales. Para ello, destacaba la supremacía de las formas y del relieve junto a la nitidez de los contornos en su pintura.

En todas sus obras el dibujo para él era esencial, puesto que lo consideraba la unión y fuente de su arte, la ciencia por excelencia, especialmente en la representación del cuerpo humano. Musculosos y carnales, estos cuerpos expresan todos los movimientos de la vida y también todas las pasiones del alma.

El Juicio final de Miguel Ángel

Obras renacentistas - Rafael - El Juicio Final
«El Juicio Final»

El fresco del “Juicio final”, realizado entre 1536 y 1541, ha sido recientemente restaurado, lo que ha revelado la audacia de su colorido inicial; en él se mezclan las contorsiones de dolor, los gestos de ofrenda o de súplica, de alivio o de incredulidad. Cada expresión representa una verdad moral y cada trazo da forma a una idea.

Curiosidades de Miguel Ángel

Michelangelo Buonarroti fue un pintor, escultor y arquitecto italiano que vivió entre 1475 y 1564. Es considerado uno de los genios del Renacimiento, creador de obras de inmenso valor artístico, como La Pietà, el David, el Moisés o los frescos de la Capilla Sixtina.

Su obra abarca desde el arte religioso hasta el arte profano, pasando por el retrato y la poesía. Sus temas incluyen la belleza, la pasión, la fe, el dolor y la muerte. A continuación, te presentamos algunas curiosidades sobre su vida y su obra, organizadas por subtítulos:

Su origen noble y su nombre

Michelangelo nació en Caprese, una pequeña ciudad de la Toscana. Su nombre completo era Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, que significa Miguel Ángel, hijo de Ludovico Buonarroti Simoni. Su apellido Buonarroti se debe a que descendía de una antigua familia noble florentina.

Michelangelo fue educado en Florencia, donde se formó con varios maestros como Domenico Ghirlandaio, Bertoldo di Giovanni o Lorenzo de Médici. Desde muy joven mostró su talento para el dibujo y la escultura, y también para la poesía.

Su estilo artístico y sus influencias

Michelangelo fue un maestro del arte renacentista, que se caracteriza por su búsqueda de la perfección, la armonía y el equilibrio. Sin embargo, también se distinguió por su expresividad, su fuerza y su originalidad. Creó obras que reflejaban su personalidad compleja y atormentada, así como su visión del mundo y del hombre.

Michelangelo fue influenciado por diversas fuentes culturales, como el arte clásico griego y romano, el arte gótico tardío, el arte renacentista italiano, la literatura bíblica y humanista, la filosofía neoplatónica y la teología cristiana. También reflejó en sus obras la situación social y política de su tiempo, marcada por las guerras, las reformas y las crisis.

Su obra pictórica y sus obras maestras

Michelangelo fue un maestro de la pintura, que se distinguió por su dominio del color, la luz y la perspectiva. Pintó tanto al fresco como al temple o al óleo, y realizó numerosos dibujos preparatorios. Sus obras son una mezcla de realidad e idealización, de naturalismo y simbolismo, de humanidad y divinidad.

Michelangelo pintó algunas de las obras más famosas e influyentes del arte occidental, como los frescos de la Capilla Sixtina (La creación de Adán, El juicio final), La conversión de San Pablo o La crucifixión de San Pedro. También realizó obras más pequeñas e íntimas, como El tormento de San Antonio o La Virgen con el Niño.

Su obra escultórica y sus obras maestras

Michelangelo fue un maestro de la escultura, que se distinguió por su habilidad para extraer del mármol formas vivas y expresivas. Esculpió tanto en bulto redondo como en relieve o en estuco, y realizó numerosos modelos en cera o en arcilla. Sus obras son una mezcla de realismo y abstracción, de movimiento y quietud, de tensión y serenidad.

Michelangelo esculpió algunas de las obras más famosas e influyentes del arte occidental, como el David (1501-1504), La Pietà (1497-1499), el Moisés (1513-1515) o las tumbas de los Médici (1520-1534). También realizó obras más pequeñas e íntimas, como el Cristo resucitado o La Virgen con el Niño.

Su obra arquitectónica y sus obras maestras

Michelangelo fue un maestro de la arquitectura, que se distinguió por su capacidad para crear espacios armónicos y funcionales. Diseñó tanto edificios religiosos como civiles, y realizó numerosos planos y maquetas. Sus obras son una mezcla de clasicismo y modernidad, de simetría y variedad, de monumentalidad y elegancia.

Michelangelo diseñó algunas de las obras más famosas e influyentes del arte occidental, como la cúpula de la Basílica de San Pedro (1546-1564), la Biblioteca Laurenciana (1523-1559), la Plaza del Campidoglio (1536-1546) o la Porta Pía (1561-1565). También realizó obras más pequeñas e íntimas, como la Capilla Medicea o la Casa Buonarroti.

Su personalidad y su muerte

Michelangelo fue un hombre genial y polifacético, que se interesó por diversos campos del saber como la anatomía, la ingeniería o la poesía. Escribió más de 300 sonetos y madrigales, que reflejaban sus sentimientos y sus pensamientos. Fue también un hombre solitario y melancólico, que sufrió por su amor platónico a Tommaso Cavalieri o por su amistad con Vittoria Colonna.

Michelangelo murió el 18 de febrero de 1564, a los 88 años, en su casa de Roma. Fue enterrado en la Basílica de Santa Croce de Florencia, donde se encuentra un monumento en su honor. Su obra fue admirada por artistas posteriores como Rafael, Bernini o Rodin.

Fechas Importantes en la vida de Miguel Ángel

  • 1475 – Nace en Caprese
  • 1489 – Frecuenta el círculo de los Médicis, estudia las antigüedades del jardín de San Marcos
  • 1490 a 1492 – Crea «La batalla de los centauros»
  • 1499 – En Roma, da lugar a «La pieta»
  • 1501 – Regresa a Florencia
  • 1501 a 1504 – Crea la famosa escultura conocida como «David»
  • 1505 – Primer encargo para la tumba de Julio II
  • 1508 a 1512 – Decoración de la bóveda de la Capilla Sixtina
  • 1521 – Inicia los trabajos para la capilla de los Médicis
  • 1535 – Se establece definitivamente en Roma. Pablo III le encarga dirigir a los arquitectos, escultores y pintores del Vaticano
  • 1536 a 1541 – «El Juicio Final» de la Capilla Sixtina
  • 1547 – Es nombrado maestro de obra de San Pedro de Roma
  • 1564 – Muere en Roma

Principales Obras de Miguel Ángel