Modernismo (Art Nouveau)

El Arte Modernista, Modernismo o Art Nouveau fue una corriente artística de finales del siglo XIX. Aunque tuvo diferentes nombres dependiendo del país el significado era el mismo, la renovación del arte, ya que los artistas deseaban crear un arte nuevo, joven, libre y moderno, rompiendo con las tradiciones del Academicismo y del Impresionismo.

Modernismo, Parque Güell en Barcelona
Modernismo, Parque Güell en Barcelona

¿Qué es el Modernismo?

El Modernismo es un movimiento artístico que surgió a finales del siglo XIX y principios del XX, que pretendió crear un arte nuevo, joven, libre y moderno, que rompiera con los estilos anteriores y que se adaptara a los cambios sociales y culturales de la época. El Modernismo se basó en la idea de que el arte debía ser bello, funcional y accesible a todos, por lo que se aplicó tanto a las artes plásticas como a las artes decorativas y al diseño de objetos cotidianos.

¿Cuándo y dónde surgió el Modernismo?

El Modernismo surgió en Europa a finales del siglo XIX y principios del XX, en un contexto histórico marcado por el progreso científico y técnico, el crecimiento económico y demográfico, la urbanización y la industrialización, pero también por las tensiones políticas y sociales, las crisis ideológicas y morales y los conflictos bélicos. Estos acontecimientos influyeron en el espíritu crítico e inconformista de los artistas modernistas, que buscaron una nueva forma de expresión artística acorde con su tiempo.

El Modernismo se manifestó en diversos países con distintas denominaciones y características. Algunas de las más importantes fueron:

  • Art Nouveau: fue el nombre más difundido del movimiento, que se originó en Francia y Bélgica a partir de 1890. Se caracterizó por el uso de formas curvas e inspiradas en la naturaleza, como flores, plantas o animales. Algunos de sus representantes fueron Hector Guimard, Victor Horta o Alfons Mucha.
  • Modern Style: fue el nombre que recibió el movimiento en Gran Bretaña y Estados Unidos a partir de 1890. Se caracterizó por el uso de formas geométricas e inspiradas en el arte medieval o celta. Algunos de sus representantes fueron Charles Rennie Mackintosh, Louis Comfort Tiffany o William Morris.
  • Jugendstil: fue el nombre que recibió el movimiento en Alemania y los países nórdicos a partir de 1895. Se caracterizó por el uso de formas lineales e inspiradas en el arte oriental o nórdico. Algunos de sus representantes fueron Otto Wagner, Peter Behrens o Gustav Klimt.
  • Sezession: fue el nombre que recibió el movimiento en Austria a partir de 1897. Se caracterizó por el uso de formas simétricas e inspiradas en el arte clásico o egipcio. Algunos de sus representantes fueron Joseph Maria Olbrich, Josef Hoffmann o Koloman Moser.
  • Nieuwe Kunst: fue el nombre que recibió el movimiento en Holanda a partir de 1890. Se caracterizó por el uso de formas rectangulares e inspiradas en el arte islámico o japonés. Algunos de sus representantes fueron Hendrik Petrus Berlage, Theo van Doesburg o Gerrit Rietveld.
  • Stile Liberty: fue el nombre que recibió el movimiento en Italia a partir de 1895. Se caracterizó por el uso de formas onduladas e inspiradas en el arte renacentista o barroco. Algunos de sus representantes fueron Giuseppe Sommaruga, Carlo Bugatti o Galileo Chini.
  • Modernismo: fue el nombre que recibió el movimiento en España a partir de 1888. Se caracterizó por el uso de formas orgánicas e inspiradas en el arte gótico o mudéjar. Algunos de sus representantes fueron Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner o Josep Puig i Cadafalch.

El Modernismo o Art Nouveau

El modernismo era Cosmopolita y Multiforme, así era el nuevo estilo que se impuso a mediados de la década de 1890 en todo orden de creaciones artísticas, desde los carteles hasta la moda.

El art Nouveau tuvo su apogeo en 1900, con la Exposición Universal de París, pero desapareció durante la primera guerra mundial. Resurgió en la década de 1960 estimulado por una especulación desenfrenada por las piezas que habían sobrevivido a la destrucción.

De hecho, esta corriente representaba el primer intento por llevar el modernismo a nivel internacional. En ese sentido, este arte del cambio de siglo tradujo las aspiraciones y contradicciones de una época en crisis.

Los orígenes del art Nouveau son múltiples y difusos. Se lo puede reconstruir a partir de la historia de los estilos, tanto del neogótico de Viollet-le-duc como del rococó o del japonismo.

Su eslogan “arte para todos” proviene de as concepciones sociales representadas en Francia por Leon Laborde y en Gran Bretaña por los inspiradores del “arts and crafts”, Ruskin y Morris. El modern style fue adoptado también por los países anglosajones.

En Alemania, el Jugendstil se volvió expresionista. En Austria el Sezessionstil recordaba que Viena había sido la capital de la rebelión anti académica. Por otro lado, en España el máximo representante del modernismo fue el arquitecto Antonio Gaudí.

También merecen especial mención Doménech i Montaner (Palau de la Música catalana) i Puig i Cadafalch. De influencia neogótica, el modernismo se desarrolló principalmente en Barcelona y se vio favorecido por las posturas estéticas de una pujante burguesía catalana que consideró el modernismo un símbolo de progreso y un movimiento que miraba hacia Europa.

¿Qué factores favorecieron el desarrollo del Modernismo?

El desarrollo del Modernismo estuvo favorecido por varios factores, tanto internos como externos al movimiento. Entre los factores internos, podemos destacar:

  • La influencia de algunos artistas precursores, como William Morris, Gustave Moreau o Paul Cézanne, que habían introducido elementos novedosos en el arte, como la integración de las artes plásticas y las artes aplicadas, la inspiración en la naturaleza o la ruptura con la perspectiva.
  • La amistad y la colaboración entre los artistas modernistas, que compartían ideas, técnicas, estilos y temas. Los modernistas se agruparon en asociaciones, revistas, exposiciones y manifiestos, donde defendieron su arte y su visión del mundo. Algunos de estos grupos fueron La Libre Esthétique, La Secesión de Viena o Els Quatre Gats.
  • La creación de un lenguaje artístico propio y original, que se alejaba de las convenciones académicas y buscaba una mayor libertad y experimentación. Los modernistas utilizaron recursos como el color vivo y luminoso, la línea curva y sinuosa, la forma orgánica y estilizada o la ornamentación exuberante.

Entre los factores externos, podemos mencionar:

  • El contexto histórico y social de Europa, que ofreció a los modernistas un escenario dinámico y diverso para plasmar sus obras. Los modernistas se inspiraron en los acontecimientos políticos, económicos y culturales de su época, como las exposiciones universales, los movimientos sociales o las tensiones bélicas.
  • El contacto con otras culturas y corrientes artísticas, que enriqueció el repertorio estético y temático de los modernistas. Los modernistas se interesaron por el arte primitivo, el arte medieval, el arte oriental o el arte africano, que les aportaron una visión diferente y exótica del mundo. También se relacionaron con otras vanguardias europeas, como el simbolismo, el expresionismo o el cubismo, que les influyeron e intercambiaron influencias.
  • El apoyo de algunos críticos de arte, coleccionistas, galeristas y mecenas, que difundieron y valoraron el arte modernista. Algunos de estos personajes fueron Roger Marx, Siegfried Bing, Samuel Bing o Eusebi Güell.

Pintura Modernista

La Pintura modernista surgió en contraposición al Academicismo y al Impresionismo. Se abandonaron los temas cotidianos y se remplazaron por temáticas simbólicas y conceptuales, entre los que destaca la mujer, con un tratamiento ciertamente erótico. A nivel técnico, se insiste en la pureza de las líneas y la expresividad del dibujo. Se usan líneas curvas y la asimetría.

Uno de los pintores modernistas más destacados fue Gustav Klimt. Fundador e impulsor de la secesión vienesa, Gustav Klimt fue la referencia pictórica del movimiento. Sin embargo, entre sus contemporáneos, de Gauguin a Munch, muy pocos permanecieron insensibles a las seducciones de la línea. Para el art Nouveau, a menudo impregnado de simbolismo, la mujer constituía el objeto predilecto. En Klimt la sensualidad y el marcado erotismo se encarnaron suntuosamente en las materias y las formas.    

Arquitectura Modernista

La Arquitectura Modernista se extendió por toda Europa y gran parte de América. Supuso el rechazo de los modelos arquitectónicos anteriores, como por ejemplo la perspectiva lineal del Renacimiento o los trazados totalitarios del Barroco. Las composiciones académicas de la arquitectura les parecía demasiado formal, ya que esos trazos artificiales y estáticos no podían encajar en la forma de vida de un mundo abierto, dinámico y en constante cambio, surgiendo el movimiento de arquitectura moderna que suponía empezar de cero.

La Revolución Industrial contribuyó en gran medida al triunfo de la arquitectura modernista. La nueva situación social de la época tuvo sus repercusiones a nivel arquitectónico, por un lado, las Iglesias y los Palacios perdieron importancia, dejaron de ser los temas principales en el campo arquitectónico, siendo reemplazada dicha importancia por los Monumentos, museos, viviendas, teatros, palacios de exposiciones y edificios de oficinas.

Las nuevas construcciones representaban los valores económicos de la nueva sociedad capitalista y las fuerzas productivas (trabajadores) se manifestaban de forma clara en los edificios destinados a fábricas, oficinas y viviendas. Algunos países entendieron la llegada del modernismo como una forma de progreso social.

Gracias a la investigación científica hubo grandes innovaciones como la invención de la geometría descriptiva y la introducción del sistema métrico decimal.

Si hablamos de la arquitectura moderna, sin duda, cabe destacar al catalán Antoni Gaudí, quién creó maravillosas obras arquitectónicas en Barcelona como la Casa Batlló, Casa Vicens y el parque Güell entre muchos otros…

Materiales usados en la Arquitectura Modernista

Durante la Revolución industrial hubo grandes progresos científico a la hora de crear construcciones. Se estudió y optimizó el uso de los materiales para poder usarlos de forma más rentable. Los principales materiales que se usaron en la arquitectura modernista fueron:

  • Piedra
  • Ladrillos
  • Madera
  • Hierro colado
  • Vidrio
  • Cemento

Relacionado con el Arte Modenista