Pierre Auguste Renoir (1841 – 1919)

Junto con otros pintores impresionistas, encuentra en la pintura una forma distinta de interpretar los acontecimientos que ocurrían en esos años.

Tanto es así que a través de la iluminación y los colores desarrolla una realidad paralela, llena del encanto y la viveza de las que él mismo carece, debido a sus dificultades personales.

A partir de 1880 comienza a sufrir artritis en las manos, el dolor hace que en sus pinturas comience a reflejarse un realismo nunca visto; con el tiempo para poder seguir pintando tuvo incluso que atrase el pincel a la muñeca por los dolores de la enfermedad.

Pierre Auguste Renoir - Pintor impresionista - biografía y obras
Pierre Auguste Renoir

Pierre Auguste Renoir se interesaba, al igual que Degas, en la representación de la figura humana y en el desnudo. Sus grupos más célebres representaban los gustos populares y la alegría de vivir.

Curiosidades de Renoir

Renoir fue un pintor francés que vivió entre 1841 y 1919. Es considerado uno de los principales representantes del impresionismo, un movimiento artístico que se caracteriza por la captación de los efectos de la luz y el movimiento sobre la realidad. Su obra está compuesta por más de 6000 obras, en las que retrató escenas de la vida cotidiana y moderna de París, especialmente del mundo del ballet, el teatro, el café y el hipódromo. A continuación, te presentamos algunas curiosidades sobre su vida y su arte, organizadas por subtítulos:

Su origen humilde y su formación artística

Nació en Limoges, una ciudad del centro de Francia. Su padre era un sastre y su madre una costurera. Su familia se trasladó a París cuando él tenía cuatro años, y se instaló en un barrio obrero cerca del Louvre.

Empezó a trabajar desde joven como decorador de porcelana, pero su sueño era ser pintor. Se formó en el taller del pintor Charles Gleyre, donde conoció a otros artistas como Monet, Sisley o Bazille. También visitó el Museo del Louvre, donde admiró las obras de los maestros antiguos.

Su amistad y su colaboración con los impresionistas

Se unió al grupo de los impresionistas, que buscaban representar la naturaleza y la sociedad con colores vivos y pinceladas sueltas. Participó en las primeras exposiciones impresionistas que se realizaron entre 1874 y 1882, donde recibió críticas negativas y burlas del público.

Mantuvo una estrecha relación con Monet, con quien compartió su pasión por la pintura al aire libre. Juntos pintaron varias obras en lugares como La Grenouillère o Argenteuil, donde experimentaron con los reflejos del agua y la luz.

Su pasión por el ballet y las bailarinas

Se sintió atraído por el mundo del ballet desde joven, cuando asistía a las óperas y los teatros de París. A partir de 1874, obtuvo un permiso especial para acceder a los ensayos y los camerinos de las bailarinas, a quienes observaba y retrataba con minuciosidad y delicadeza.

Realizó más de 150 obras sobre el tema del ballet, entre pinturas, dibujos y esculturas. Sus bailarinas son famosas por su gracia, su belleza y su sensualidad. Algunas de sus obras más conocidas son El ensayo de la orquesta o La clase de danza.

Su obra tardía y su reconocimiento

Cambió su estilo a partir de 1883, cuando viajó a Italia y quedó impresionado por las obras de Rafael y otros renacentistas. Empezó a usar colores más cálidos y formas más redondeadas, buscando una mayor solidez y armonía en sus composiciones.

Fue reconocido como uno de los grandes maestros del arte moderno al final de su vida. Recibió varios honores, como la Legión de Honor o el nombramiento como miembro honorario del Instituto de Francia. Murió en Cagnes-sur-Mer el 3 de diciembre de 1919.

Obras de Pierre Auguste Renoir