Pintura Gótica

La pintura gótica fue una de las expresiones artísticas del arte gótico, que se desarrolló en Europa entre los siglos XII y XV. Se caracterizó por el predominio de los temas religiosos, la valoración del detalle y un estilo más realista y expresivo.

Pintura gótica
Tríptico de Dresde – Van Eyck

Al abandonar el hieratismo románico, los artistas de comienzos del siglo XIII iniciaron lo que se denominó “humanismo gótico”; inspirándose principalmente en la antigüedad, empezaron a proporcionar una nueva importancia a la representación humana y a la expresión de los sentimientos. En este contexto, las formas de representación experimentaron un vuelco radical en todas las artes figurativas.

Los artistas góticos resaltaron la naturaleza humana de Cristo, de la Virgen, de los personajes bíblicos y de los santos mediante el volumen, las proporciones y el modelado verosímil de los cuerpos.  Intentaron expresar sentimientos como el dolor, la esperanza, la ternura y la adoración. No obstante, para conservar su poder de convicción, la imagen seguía impregnada de una idealización todavía algo abstracta.

La producción artística de fines de la edad media está marcada por el desarrollo de la obra por encargo. Ello se debió a la multiplicación de las cortes principescas y al surgimiento de una poderosa burguesía que comenzó a imitar el estilo de vida de la alta aristocracia. Surgió un verdadero mercado del arte y de los objetos de lujo, como la orfebrería (escuela de Limoges) y la tapicería (escuela de Flandes).

Etapas de la Pintura Gótica

Su evolución se dividió en tres etapas:

  • Gótico lineal o francés (siglo XIII): Tuvo una especial importancia dentro de la pintura gótica ya que se caracterizó por el especial énfasis en las líneas que definen los contornos.
  • Gótico italiano (siglos XIII y XIV): Tuvo dos grandes escuelas: Siena y Florencia. Destacó por la profundidad de las obras, el uso de una coloración objetiva y una mayor precisión y exactitud en las figuras y representaciones
  • Gótico internacional (siglo XV): La pintura gótica de esta época también llamada «pintura gótica flamenca» sobresalió por su realismo y por la aparición de influencias flamencas que se mezclaron con las francesas e italianas

Características de la Pintura Gótica

Entre las características de la Pintura Gótica podemos destacar las siguientes:

  • Las pinturas góticas son muy descriptivas, se empiezan a valorar los detalles.
  • Se empieza a introducir paisajes en las pinturas, dando importancia a la naturalidad de las cosas.
  • Se valora la naturaleza, identificando a Dios en ella.
  • El tema central sigue siendo religioso.
  • Cada vez hay un mayor Naturalismo, frente a las simplificadas e idealizadas pinturas del románico.
  • Se la de más importancia a la Luz, proliferan las vidrieras y los dibujos con fondo dorado.
  • Se rompió con el hieratismo y el formalismo románico. Se tendió a representar los personajes religiosos en un plano más humano que divino, dejándoles mostrar sentimientos y expresiones.
  • Hay más frescura, color y luminosidad en las obras pictóricas.
  • El objetivo principal de la pintura gótica seguía siendo didáctica, para acercar la religión a la población analfabeta de la época.
  • Se introdujo lentamente la perspectiva, creando figuras más persuasivas.
  • Las técnicas más empleadas habitualmente son : el temple y el óleo, en pintura sobre tabla y el fresco en las pinturas murales.
  • Se tiene en cuenta el eje de la simetría, con los elementos orientados hacia el centro del cuadro.

Representación de la Virgen

Inicialmente representada en el ciclo de la infancia de Jesús, la Virgen fue asociada en el contexto del cristianismo oficial a todas las etapas importantes de la vida de Cristo. Más adelante, fue presentada como la intermediaria entre los hombres y Dios. Luego, después de ser coronada por Cristo, su imagen tendió a confundirse con la de la Iglesia universal

Es difícil precisar la fecha de las primeras imágenes en donde aparece la Virgen. En el marco del cristianismo oficial, la Virgen fue representada en los mosaicos como una emperatriz.  Era representada con lujosas vestimentas, a veces doradas, aunque más a menudo de púrpura imperial, como las de Cristo.

Arte Gótico - Pintura Gótica

Durante el periodo románico se difundió la imagen de la Virgen reinante que presentaba al Niño. La Virgen era a la vez Virgen-Iglesia, imagen de sabiduría, pero también modelo de virtudes, de humildad y devoción, ensalzadas por los monjes. A partir del gótico, su papel como mediadora e intercesora se incrementó.  

pintura gótica obras originales
Maesta Duccio

Principales Autores de la Pintura Gótica

1.- Cimabue

Pintor florentino de muros y tablas góticos, heredó la cultura figurativa bizantina que había dominado el arte italiano a lo largo de la primera mitad del siglo XIII. Sin embargo, sus obras (destinadas a las ciudades más florecientes de la época en Italia como Siena, Florencia, Asís, Pisa y Bolonia) denotan una clara voluntad innovadora respecto a la tradición, dando a sus composiciones un gran refinamiento y prestando atención a determinados aspectos de la realidad.  Todo ello le convierte en uno de los primeros grandes creadores de la historia de la pintura.

La mayoría de las obras de Cimabue han llegado muy deterioradas a nuestros días. El encargo más importante que recibió a lo largo de su carrera fue la participación en la decoración mural de la iglesia superior de San Francisco de Asís, afectada por el terremoto de 1997.

2.- Giotto

Discípulo de Cimabue, quien le allanó el camino, es considerado el inventor del realismo. Una de sus principales innovaciones radicó en la exploración sistemática de la tridimensionalidad, por primera vez en la historia de la pintura. Con la técnica del fresco (pintura sobre enlucido fresco) Giotto consiguió colores vivos e intensos; trabajó la encarnación de los rostros, las sombras de los cuerpos, el modelado de los pliegues y la transparencia de las telas. Se preocupó, de forma especial, por conferir una dimensión humana a las escenas religiosas, y para ello acentuó la expresividad de las miradas y simplificó los gestos y las actitudes.

Gracias a la destreza de su realismo, fue reconocido unánimemente como precursor de la pintura moderna, superando en ello a su maestro, Cimabue. Dante elogió el talento de su amigo Giotto en los siguientes términos en su obra “Divina Comedia”: “Cimabue creyó ocupar un lugar con su pintura y Giotto está ahora presente en boca de todos, tanto que ha opacado la gloria del otro”.

Los depositorios de la Virgen

3.- Simeone Martini

En Siena, Simone Martini fue reconocido como un pintor de avanzado sentido espacial y de un gusto refinado y exquisito (el “estilo sienés”, en contraposición al “estilo florentino”, su máximo rival por entonces), capaz de interpretar magistralmente los deseos de sus clientes. Encargado de decorar una capilla en la iglesia inferior de la basílica de San Francisco de Asís, y llamado por el rey de Nápoles, agustinos, dominicos y franciscanos del centro de Italia, acabó su carrera artística en Aviñón, la ciudad de los papas, como uno de los más notables e influyentes pintores del siglo XIV.

Deja una respuesta