Pintura Neoclásica

La pintura neoclásica es un movimiento pictórico surgido en Roma en la década en 1760.

Los pintores neoclásicos deseaban retomar lo que ellos llamaban «la pureza» de las artes de la antigua Roma, Grecia y en menor medida, del clasicismo renacentista.

El rapto de las sabinas, obra neoclásica del pintor Jacques-Louis David
El rapto de las sabinas, obra de Jacques-Louis David

La falta de modelos, pese a los descubrimientos aflorados por las excavaciones arqueológicas, influyó notablemente en la práctica pictórica del período neoclásico, que tuvo que mostrar el espíritu de la Antigüedad a partir de la recuperación de conceptos, no de imágenes.

¿Qué es la Pintura Neoclásica?

La pintura neoclásica es un tipo de pintura que se desarrolla en Europa entre los siglos XVIII y XIX, dentro del movimiento artístico del Neoclasicismo. La pintura neoclásica tiene una función estética y moral, y se inspira en el arte de la Antigüedad clásica y su mitología. La pintura neoclásica se caracteriza por el uso del dibujo, la claridad, la sobriedad y la precisión, con formas realistas, armónicas y simétricas, que representan escenas históricas, heroicas o retratos.

¿Cuándo y Dónde surgió la pintura neoclásica?

La pintura neoclásica surgió en Roma, donde se inició el movimiento del Neoclasicismo. En esta ciudad se realizaron las primeras obras de pintura al óleo sobre lienzo o tabla, y se formaron los principales pintores neoclásicos, como Anton Raphael Mengs o Jacques-Louis David.

La pintura neoclásica surgió a finales del siglo XVIII, coincidiendo con el periodo histórico de la Ilustración y la Revolución francesa. Este periodo se caracteriza por un cambio cultural, político y social, impulsado por el racionalismo, el progreso y la libertad. La pintura neoclásica reflejó el auge de los ideales ilustrados y revolucionarios.

Características de la Pintura Neoclásica

  • Predominio del dibujo académico sobre el color
  • Durante el neoclasicismo se intenta someter la creación artística a las reglas racionales.
  • La base de la belleza es la armonía de las proporciones y de la luz.
  • Los pintores neoclásicos rechazan los efectos ilusionistas y los excesos imaginativos del Barroco y del Rococó, el cual tachan de irracional y moralmente reprobable.
  • Los principales temas plasmados en las obras pictóricas del neoclasicismo son los retratos, mitológicos y cuadros de historia.
  • Los artistas neoclásicos tenían predilección por la temática del mundo clásico.
  • Mostraban figuras desnudas.
  • Los contenidos solían ser ideológicos, moralizantes y heroicos.
  • La luz es clara y difusa, delimita las figuras y el espacio e imprime solemnidad en el ambiente. No interesan los contrastes lumínicos.
  • Estricta perspectiva lineal: Los personajes son situados en un plano único.
  • La pintura neoclásica se caracterizó por el uso del dibujo, que se consideraba superior al color. Los pintores neoclásicos buscaban la precisión y la claridad en sus trazos, que delimitaban las formas con nitidez. El dibujo también servía para expresar el carácter y la emoción de los personajes.
  • Se caracterizó por el uso de la perspectiva lineal, que se consideraba una herramienta científica para representar el espacio tridimensional. Los pintores neoclásicos aplicaron las reglas de la perspectiva con rigor y exactitud, creando escenas con profundidad y realismo.
  • La pintura neoclásica se caracterizó por el uso de la luz, que se consideraba un elemento esencial para crear efectos visuales y simbólicos. Los pintores neoclásicos usaron la luz para resaltar las formas, crear contrastes, generar atmósferas y transmitir significados.
  • El uso de la sobriedad, que se consideraba una virtud moral y estética. Los pintores neoclásicos evitaron los excesos decorativos, los colores estridentes y las expresiones exageradas. Buscaron la sencillez, la elegancia y la armonía en sus obras.
  • El uso de la simbología, que se consideraba una forma de comunicar mensajes e ideas. Los pintores neoclásicos usaron símbolos para aludir a conceptos abstractos, valores morales o referencias históricas o mitológicas. Los símbolos podían ser objetos, animales, plantas o gestos.

Curiosidades sobre la Pintura del Neoclasicismo

  • La pintura neoclásica se inspiró en el arte de la Antigüedad clásica, especialmente en el arte griego y romano, que se consideraba el modelo de perfección y racionalidad. Los pintores neoclásicos estudiaron las obras antiguas y las imitaron en sus composiciones, temáticas y detalles.
  • Esta pintura se relacionó con el movimiento cultural de la Ilustración, que defendía el uso de la razón, el progreso y la libertad. Los pintores neoclásicos reflejaron en sus obras los ideales ilustrados y revolucionarios, así como el interés por la historia, la ciencia y la política.
  • La pintura neoclásica se vio influida por los descubrimientos arqueológicos de las ciudades romanas de Herculano y Pompeya, que se iniciaron en el siglo XVIII. Estas excavaciones revelaron el arte y la cultura de la Antigüedad clásica, que fascinaron a los pintores neoclásicos y al público en general.
  • La pintura neoclásica se difundió por Europa gracias al Gran Tour, un viaje que realizaban los jóvenes aristócratas y los artistas por las principales ciudades del continente, especialmente por Italia. Este viaje les permitía conocer el arte y la cultura clásicos, así como las obras de los pintores neoclásicos italianos.
  • La pintura neoclásica tuvo tres etapas principales: el Neoclasicismo temprano o prerrevolucionario (1760-1789), el Neoclasicismo revolucionario o jacobino (1789-1799) y el Neoclasicismo imperial o napoleónico (1799-1815). Cada etapa se relacionó con un contexto histórico y político diferente, que influyó en las obras de los pintores neoclásicos.

Principales Pintores Neoclásicos

Jacques-Louis David (1748-1825)

Jacques-Louis David, pintor del Neoclasicismo, biografía y obras más importantes
Retrato del pintor Jacques-Louis David

Nacido en París el 30 de Agosto de 1748 fue un pintor de gran influencia dentro del neoclasicismo. Buscó la inspiración en los modelos escultóricos y mitológicos de la antigua Grecia, basándose en su austeridad y severidad.

Estuvo presente en la Revolución Francesa, formando parte del Club Jacobino y siendo amigo de Robespierre. Votó en la famosa «Asamblea Nacional» a favor de la ejecución de Luis XVI. Fue encarcelado cuando Robespierre caió del poder, más tarde, se alineó con el nuevo régimen de Napoleón Bonaparte.

Es el máximo representante de la pintura neoclásica. Su trayectoria está vinculada a la historia de Francia y podemos encontrar esta implicación en sus obras. Su producción recogerá los valores de la Antigüedad para convertirlos en el referente que su presente requiere, aunque su intención expresiva entroncó con el Romanticismo.

El juramento de los Horacios, obra neoclásica del pintor Jacques-Louis David.
Juramento de los Horacios, obra de Jacques-Louis David

Jean -Auguste-Dominique Ingres (1780-1867)

Jean Auguste Dominique Ingres, pintor del Neoclasicismo, Biografía y obras más importantes
Retrato de Jean Auguste Dominique Ingres

Nació el 29 de Agosto de 1780 en  Montauban, Francia. Es el otro gran pintor dentro de la pintura neoclásica, defendió los valores de equilibrio y perfección en la armonía de las partes, herederos del clasicismo a aprtir de la preeminencia del dibujo sobre el color y creó las obras de una suprema suavidad.

Fue aprendiz de Jacques-Louis David.

Su obra se divide en 3 grandes géneros:

  • La pintura histórica
  • Los retratos
  • Los desnudos femeninos

Relacionado con la Pintura Neoclásica: